23.12.18

Navidad Pediatría Hospital de León - CAULE

Hemos realizado este video  con  mucha ilusión y con la colaboración indispensable de   Emotion Dance Academy e Intdea. Con él queremos felicitaros las fiestas y el nuevo año, daros las gracias a los que  siempre estáis ahí, contagiaros nuestra alegría y haceros llegar a tod@s  nuestro cariño y admiración.  ¡GRACIAS!



22.12.18

¡Se acerca la Navidad!


Para terminar el trimestre, nada mejor que unos villancicos con Ana Cristina, Dani y David; una obra de teatro navideño a cargo de un grupo de estrellas  de las  "Agustinas" y la visita de los mismísimos superhéroes. Gracias por vuestra colaboración que nos aporta emociones positivas y buenos momentos. Feliz Navidad para todos!


19.12.18

Diversión en familia

Queremos compartir con vosotros estas imágenes de algunas de nuestras actividades de entretenimiento. Gracias a Abracadabra que, a través de Martín, nos ha contagiado  su magia; gracias a Maria Dolores Martínez Lombó, Coordinadora de Bibliotecas del Ayuntamiento de León, que, a través De Francisco José y Ángeles Rodríguez, ha inundado nuestra planta de caballeros, grillos, caballos, reyes de chocolate, princesas de caramelo... conquistando multitud de sonrisas y aplausos en cada cuentacuentos.
Otra actividad que nos gusta mucho porque nos ha permitido disfrutar de cuentos y música en directo, ha llegado al aula de la mano de la artista Ana Cristina Pastrana y sus músicos David y Daniel. Gracias a todos por compartir tan generosamente vuestro tiempo con nosotros.


21.11.18

Mi viaje a Italia


Hace cinco años fui de vacaciones de verano a Italia. Me acompañaron  mis abuelos,  mi padre y  mi hermana.
La ciudad en la que nos  alojamos se llamaba Fogia. Era una ciudad que  tenía cosas muy chulas y playa.  Allí estuvimos dos semanas. Visite el Museo de las Ruinas de Pompeya, una catedral, la Iglesia de San Pedro etc.

Lo que más me gustó fue el día que fuimos a la playa y  salté desde una  roca de cinco metros al agua. Me divertí mucho. Ese día, a mi padre,  se le cayó el móvil al agua y descubrimos que flotaba  y era acuático.
Lo que menos me gustó  fue  que mi padre nos llevó a comer pizza y pedimos una “pizza Diávolo” y picaba muchísimo.
Si me dieran la oportunidad de volver yo iría otra vez con mi madre y mi hermana.
Asier Lama, 11 años

17.10.18

Mimi y la máquina atrapa-estrellas


Gonzalo, 13 años
Érase una vez un reino, en el que vivía un rey, el Rey Cometa. A él le encantaba la astronomía, la física y la química. Pero el rey tenía un sueño... tocar esos brillos blancos que aparecen por la noche, que se llaman estrellas. Él no podía cumplir su sueño solo, así que buscó por todo el mundo a un científico que le ayudase a cumplirlo. Pasados algunos días, encontró a una chica que se llamaba Mimi, experta en astrocultura, física y astronomía. El Rey Cometa le contó a Mimi su sueño; ella se quedó impresionada, todas y cada una de las personas del reino eran conscientes de que las estrellas eran enormes y no se podían coger, pero Mimi no se daba por vencida. Ella tenía una idea, construir una máquina que usase la astroquímica y la electroformación que consiste en empequeñecer una estrella con energía oscura de un agujero negro. Además de esos materiales, necesitaba cinco más: oro y plata de las Minas de Cristal, tres placas de malaquita crisocola en la Playa de la Imaginación, un reloj de cuco mágico en El Taller de Filiberto y polvo de hada de Duendetopía.

Primero, Mimi fue a las Minas de Cristal para conseguir la plata y el oro. Nada más entrar, Mimi escuchó un maullido y de repente apareció una sombra. Mimi estaba muy asustada, pero súbitamente la sombra oscura que parecía ser un mostruo muy malo, era un gatito atigrado. Mimi se sorprendió, cogió los materiales y decidió adoptar al felino. Después de pensarlo bastante, ella decidió llamar al pequeño gatito, Momo.

 Lo segundo era la malaquita crisocola que se podía hallar en la Playa de la Imaginación. Al llegar al lugar Mimi cogió las tres placas de malaquita y se fue pero antes de que pudiese hacerlo, un pulpo gigante con diecinueve brazos les atacó. Mimi se intentaba defender con su pistola de pompas, pero no había manera, el pulpo era demasiado fuerte. De repente, Momo se cubrió de un brillo azul y a los pocos segundos, el animal lanzó un rayo de energía que iba con tanta fuerza que noqueó al monstruo de un solo golpe. Mimi se quedó impresionada, no sabía cómo no se había dado cuenta de que Momo era un "felinusmastroelectricus" … ¡¡era increíble!!

Lo tercero era el reloj de cuco mágico. Al llegar a la fábrica de Filiberto, Mimi estaba muy ilusionada, tenía muchas ganas de terminar la máquina cogió el reloj y se fue en busca del polvo de hada.

Al llegar a Duendetopía, Mimi se encontraba muy feliz ya que estaba a un paso de hacer el sueño del rey realidad. Fue a ver a la emperatriz de Duendetopía para pedirle el polvo de hada. Por suerte, Mimi y Momo consiguieron el polvo gracias a la emperatriz. Solo quedaba construir la máquina.

En el taller, Mimi empezó a construir la máquina. Después de dos largas semanas, la máquina ya estaba construida, solo faltaba probarla. En los dos primeros intentos, la máquina no funcionaba. Lo siguió intentando pero seguía sin funcionar. Así que Mimi recurrió al consejo de sabios, que es un grupo de personas que se dedican a aconsejar a la gente. Ellos decidieron contarle al Rey Cometa que las estrellas eran unos pequeños seres que servían para cumplir los deseos de los demás. El rey se quedó un poco triste pero lo bueno era que gracias a Mimi, él ya tenía otro sueño: poder hablar con esas criaturas espaciales.
Nota: Quiero compartir esta actividad con la que he ganado el segundo puesto de expresión escrita en mi cole. espero que os guste.


Leyenda del Faedo de Ciñera


Érase una vez  un bosque maldito en el que  vivía un demonio que le daba poderes mágicos a todo el mundo  a cambio de que los  usaran para hacer el mal.
Abel -11 años
Y un día le entregó poderes a  una bruja y le dijo que los usara para hacer el mal. Pero la bruja le explicó que ella era buena. Entonces ,  el diablo le dijo que si usaba los poderes para hacer el bien moriría tres días después.
Llegó un día de frío en el que  una pareja se perdió por la noche y la bruja como era muy buena les buscó unas  piedras de carbón  que podían quemar y así calentarse. Luego  les condujo hasta una cueva donde se pudieron refugiar.
Al cabo de un tiempo, la bruja, se empezó a sentir más débil y se guardó en su casa. El segundo día se le empezaron a acabar los poderes. Y por último el tercer día se iba a morir y reunió todos sus poderes e hizo que toda esa noche las piedras mágicas brillaran. esperando su muerte, se abrazó a un árbol para morir siendo parte de él. Así ocurrió y por eso si visitáis el Faedo de Ciñera y os fijáis bien, allí  la veréis.



3.10.18

Hospitalizado


Soy Bruno Tuñón González y os voy a contar mi experiencia en el hospital.

El jueves trece de septiembre ingresé a las doce de la noche debido a una inflamación de apéndice, no de nivel operatorio. Pasé el viernes y el sábado sin dolor. El domingo me hicieron una ecografía y una radiografía de tórax para descartar otras posibilidades y  mientras que yo estaba en la ecografía con mi abuela,  el cirujano  les  dijo a mis padres que me operaban para quitar el apéndice y descartar apendicitis o peritonitis.

Bruno, 11 años
Me operaron  por laparoscopia que es una forma  de operar sin rajar. Cuando me operaban vieron que el  problema era una  peritonitis de tres días. Eso significa  que tendría que pasar más tiempo ingresado hasta eliminar toda la infección. Hoy, después de diecinueve largos días, me  voy a mi casa;  con medicación, pero me voy.

No puedo hacer deporte ni el bruto durante unas semanas debido a que puedo hacerme daño o no llegar a recuperarme del todo si me dan un golpe o un empujón.

Aunque no he ido a mi colegio, no he perdido exámenes debido a que en este hospital hay un pequeño colegio. Si estas ingresado, la profesora  se pone en contacto con el centro educativo en el que estudias y habla con  tu tutor o tutora y si tienen algún examen tus compañeros, tú lo preparas con Gloria y lo haces. Ella lo escanea y se lo envía a tu profesor para que lo corrija y cuando vayas te dice la nota; que ese es mi caso.

Me despido y espero que hayáis entendido por lo que yo y otros niños ingresados hemos pasado.